LLEGA EL MOMENTO BIKINI ¿CÓMO MEJORAR LA CELULITIS?

mejora la celulitis

 

La celulitis es la preocupación primordial de la mayoría de mujeres. Sin importar el peso o el ejercicio que se practica, la celulitis supone un trastorno apreciable en un abanico muy amplio de morfologías femeninas: casi nadie está a salvo.

Por eso en algunos casos, al llegar el ansiado momento de descubrir el cuerpo, se comprueba con cierta decepción que los resultados tan esperados y trabajados a lo largo del curso escolar no son tan satisfactorios como se imaginaban. Sin duda la dieta y el ejercicio son la base de un cuerpo sano, pero a veces la genética prevalece sobre esos esfuerzos exógenos. Los síntomas visibles son falta de tonicidad superficial y un perfil irregular que empaña la armonía de la silueta corporal. En estos casos, el IEEA propone una técnica de reconocida efectividad y con múltiples aplicaciones, la carboxiterapia.

En sus orígenes este tratamiento fue creado como una técnica para mejorar la circulación en pacientes que sufrían diferentes enfermedades en las que ésta se veía afectada. Poco a poco, y dados sus excelentes resultados, fue extendiéndose su uso a otros sectores, llegando a la estética como una técnica de gran relevancia para tratar la flacidez y la celulitis.

¿En qué consiste la carboxiterapia?

La carboxiterapia consiste en la infiltración médica a una velocidad controlada de anhídrico carbónico (CO2) a través de diferentes microinyecciones a distintos niveles subcutáneos con el fin de aprovechar la acción vascular del gas.

Con ello lo que se pretende es favorecer la eliminación de grasa, incrementar el flujo vascular y linfático, disminuir la flacidez y, en líneas generales, mejorar el aspecto de la piel.

¿Cómo funciona la técnica?

El dióxido de carbono inyectado produce una distensión del tejido subcutáneo, estimulando los beta-receptores adrenérgicos que producen la descomposición de las células de grasa a través de la lipólisis. La dilatación de los vasos y el desequilibrio por exceso de CO2 en el sistema vascular implica que se mejore la oxigenación del área por compensación, lo que finalmente favorece el reordenamiento del tejido y la regeneración de las zonas dañadas.

¿Cuántas sesiones son necesarias y cuánto dura cada una?

Las sesiones duran entre 30 y 60 minutos. Son necesarias entre 5-10 sesiones con un intervalo de una semana entre ellas.

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This